EL VIL COMA DEL SISTEMA CAPITALISTA

En la actualidad, el Sistema Capitalista se encuentra en permanente mutación degenerando hacia el aumento de la exclusión y la pobreza de la mayoría de la Humanidad y, en términos absolutos. El Capitalismo globalizado carece de capacidad de salida o de retorno a sus edades mas ingenuas. La búsqueda del crecimiento económico conlleva, por un lado, el aumento de los tipos de gasto tanto a nivel estatal como salarial en el ámbito económico. Y esto es así porque el crecimiento supone un aumento en las ratios del nivel de vida a la vez que un aumento del nivel de gastos. Cuando el Estado no puede asumir el nivel de gastos necesario el crecimiento queda cojo de una pierna y es raptado por las empresas (el sector privado). Las escuelas de negocios enseñan que las empresas, para realizar beneficios, han de disminuir el nivel de costes. Entonces las empresas buscan entornos atrasados con reducción de costes que no estén en el suficiente grado de desarrollo con el fin de que solo crezca la empresa. Entornos desregulados, sin poder de negociación de la clase trabajadora, con población desposeída de bienes y clase política corrupta que les revierta los beneficios a las empresas. Este es el modelo actual de crecimiento neoliberal.

Resultado de imagen de COMA DEL SISTEMA CAPITALISTA                La actual crisis sistémica lo es, como siempre, por sobreacumulación de Capital (todo aquello que se invierte en maquinaria, tecnología, inmuebles, etc, es decir, todo lo que ahorre trabajo humano). Llega un momento en que esa inversión no rentabiliza, es decir, no genera plusvalía o valor suficiente por unidad de capital invertido. En último término, la plusvalía solo es extraíble del trabajo vivo y no del muerto (las máquinas). Las máquinas solo son un elemento de producción que actúa como capital amortizable (que pierde todo su valor pasada su vida útil). Actualmente nos encontramos en un Sistema capitalista senil que, al intentar escapar de sus propias contradicciones, solo aumenta la pobreza. El capitalismo en crisis genera más fuerzas destructivas que positivas. A día de hoy ya es una rémora para el conjunto de la Humanidad y cuanto más dure su agonía peor será. Incluso en Europa ya ha integrado la guerra mundial por diversos intereses incorporando la destrucción pura y dura en su panorámica de gestión sistémica.

La ideología capitalista , el Liberalismo, en sí nunca se practicó en la realidad (solo es una teoría ideal-regulatoria al marcar las líneas de la élite para el resto de la población).El neoliberalismo lo traiciona al no haber existido nunca  mayor intervención del Estado como ahora a favor de la elite económica( del lado de la oferta: los que detentan los medios de producción).

Grecia significó que los neoliberales no iban a admitir ningún elemento regulatorio de la economía que pase por la sociedad. No se admitió ni el mínimo reformismo de democracia social. El modelo era antidemocrático, despótico y antisocial. El capitalismo actual no será regulado, de bienestar, social o keynesiano. Las finanzas hacen política sin contar con los gobernados y saltándose la democracia. Los oligarcas han roto con la democracia. El presidente de la Unión Europea aseguró: “Ahora sabemos qué hacer, pero no cómo, para que nos sigan votando a la vez”. La oligarquía es una asociación para delinquir en contra de las reglamentaciones democráticas. Grecia fue dramática pues avisó de que no aceptarían ningún dictamen democrático. No existe una alternativa de conciencia de izquierda democrática.

El proceso de financiarización actual del Capitalismo desde finales de los años ochenta de la economía no es irracional ni fruto de una conjura sino resultado del atascamiento de la dinámica productiva del sistema (iniciada en los años setenta), puede que definitivamente. Se ha globalizado la economía, se ha destruido el poder negociador sindical, se ha huido de la lucha de clases, etc Es una huida de la acumulación de la producción que no da más de sí. No genera riqueza sino que unos ganan y otros pierden. Y nos han hecho jugar a todos a las finanzas (ahorros del banco, pensiones, etc) y su ruleta. El Capital se ha transformado en ficticio al hacerlo comercializable en si mismo y tener más valor de cambio que real. Nace del capital bancario que era excedente económico y, por la vía de crear más certificados de depósito del dinero real en que se basaban (lo que suponía la creación de moneda secundariamente), pues calculaban que los depositantes no retirarían el dinero todos a la vez posibilitando el desfalco. El banco puede tener un título de dinero como si fuera real y lo vende a otro banco o empresa que , a su vez, lo puede revender logrando beneficios. Así el capital ilusorio se convierte en ficticio. El dinero titularizado no existe. De una deuda se hace un capital multiplicado por cien, mil, etc veces. Por su parte, el capital accionarial de las empresas también se aleja del capital real y pueden tener derecho a votos o como acciones preferentes (sin derecho a voto pero con prioridad a cobrar intereses o dividendos, y el primero a perder si había pérdidas). La sociedad se ha acostumbrado a sacar dinero del dinero, algo irreal. Esto suponía que los intereses que unos ganaban se los quitaban a otros. En los llamados mercados derivados nadie es el productor directo y se compran materias antes de existir apostando especulativamente. Existe una lucha sin cuartel entre especuladores sobre quien arruina a quien y pueden arruinar empresas viables y hundir países inocentes. El Capital financiero sabe que intentar gobernar instituciones como las actuales con grandes deudas supone que carecen de crédito. Toda victoria electoral popular no tendrá ninguna repercusión social material real a corto plazo sino cuenta con una fuerza social para apoyarlos. Los oligarcas no usan a los militares para imponer sus intereses pues, con la deuda, dan golpes de estado igualmente. La financiarización ha sobredimensionado el Capital ficticio como una salida a su crisis. Se calcula por los bancos suizos que entre 500 y 600 billones de dólares circulan como Capital ficticia (otros lo elevan a 1000 o 1200 billones). Solo entre uno de cada 15 o 20 dólares que circulan por el mundo es real. El Sistema funciona porque todavía creemos que el dinero es de verdad.

Para que el Sistema funcione es necesaria una profunda división social que impida la oposición. En Occidente, para que exista un crecimiento (que implica la pérdida de un tercero siempre) no puede ser sin gasto público (a mayor progreso mas gasto). En un estado ficticio (sin corrupción) sin capacidad para invertir en gasto socialno hay progreso. La corrupción , en realidad, pone bienes públicos al servicio de intereses privados, creando deudas públicas que llevan a privatizar para tener liquidez al perder activos. La “corrupción blanca” la consienten los ciudadanos y es el germen de la total podredumbre del Sistema. Los oligarcas sacan sus beneficios destruyendo la sociedad al perder su soberanía.

Dentro de las huidas del Capital de su sobre producción una salida era apropiarse de lo que eran comunes históricos (tierras comunales, agua, tejido social, etc) que luego se transformaría en derechos sociales y el estado del bienestar. Los liberales fueron ultrajados después de la Segunda Guerra Mundial por el estado social que hubieron de aceptar debido al antagonismo soviético y la lucha social de los pueblos. Se tuvo que dar el reformismo y se desmercantilizaron la salud, la educación, la vivienda, los alimentos, etc… Era una vejación para el Capital. La globalización creó una fuerza laboral mundial y un ejército de reserva de desposeídos que son manipulables con el fin de evitar el poder negociador de la clase obrera. El Capital ataca lo público, lo desposee. La corrupción es parte de un saqueo de lo público institucional (convertir lo social, el bien público en bien privado). Hoy en día se venden los países como antes se despojaba de lo público mediante la guerra. Esto ha llevado a un impúdico aumento de ladesigualdad. EEUU, buque insignia del Capitalismo, en 1970 sus patrones cobraban 30 veces el salario base y en 2005 la razón era de 295 veces. Según IntermónOxfam el 1% de la población mundial posee más del 50% de la riqueza mundial. Esto es incompatible con la Democracia. La financiarización y la desposesión ha llevado a un proceso de acumulación inédita en una era llamada “democrática”. Después de esta larga crisis se ha llegado a inventar dinero (lo que crea mas burbujas financieras) para que parezca que el sistema funciona. Hay una lucha total por grandes grupos de poder que apuestan por una gobernanza (dominio global) poco democrática en el consumo y la producción. El Imperio anglonorteamericano de la OTAN intenta frenar la impronta de gobernanza global transnacional antinacionalista. Esto lleva a la desestibilización y fomentar guerras en países. Los globalistas y los imperialistas financian guerras y la destrucción de estados.

La actual generación de miedo en la sociedad (atentados terroristas, inseguridad, etc) vuelve cada vez mas conservadora la rebeldía de la población y se ceden libertades al estado para tener sensación de seguridad. Los grandes amasadores de Capital (no todos judeo-germano-sajones) controlan sin problemas así gracias a sus ventajas de escala primero las commoditys de los países, luego su energía y, finalmente, sus materias primas. Peronecesitan comercializarlo todo creando una mentalidad empresarial liberal. La ideología económica liberal supone que el crecimiento implica desposesión y esclavización. El Capitalismo solo avanza o generando deuda o recojiendo beneficio despojando y empobreciendo.

España carece de soberanía económica, ni alimentaria ni monetaria, con lo que es importante que los ciudadanos recuperen la soberanía pública (relaciones de cooperación, comunicación, etc). Cualquier opción de cambio para generar opciones pasa por gestionar el nosotros.

Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.