LA NECROPOLÍTICA CON LIMÓN Y SAL. EL NEOCACIQUISMO A LA MEJICANA.

Resultado de imagen de LA NECROPOLÍTICA

Los mandatarios mejicanos tienen unas peculiaridades cuyos rasgos comparten con otras figuras del poder de todo el mundo. En Méjico se asesina a gente y no aparecen estos hechos en los medios de comunicación. La violencia del Estado, del crimen organizado, los ajustes de cuentas no salen en las noticias. Sólo es mediático lo inevitable.

En Méjico la realidad es complicada, violenta e injusta. Pero también tiene características compartidas con toda Latinoamérica. En Méjico hay cuatro violencias fundamentales: la del terrorismo del Estado, la de los privilegiados, la criminal de las mafias del narcotráfico, la de los mas jodidos (también de los movimientos sociales). La última es subcontratada por las otras tres. El personaje del cacique representa la violencia de los privilegiados.

El privilegiado proviene de una familia rica y es rico aunque no se sabe muy bien  por qué. Su hogar es rico y privilegiado. Personalmente es patrimonialista. Ejerce el poder. Como elite reemplaza al Estado. Son elites en países pobres. Hay un pequeño número de privilegiados que son inmensamente ricos.

Méjico pertenece a América Latina que es la región del mundo mas desigual en cuanto a  acceso a la riqueza. En Ciudad de Méjico hay zonas pudientes con casas hacienda-fortaleza con muros de piedra, con jardines espectaculares y llenas de objetos caros. Más allá, hay una periferia de miseria. Méjico no es un país pobre, sino que la población está empobrecida por la concentración de la riqueza en muy pocas manos. Y por la relación con EEUU que, por ejemplo, causa paro y otros males. La frontera con EEUU además, prohíbe la migración y es un caladero para el narcotráfico.

El cacique representa una característica del régimen mejicano del PRI (Partido revolucionario Institucional), que es el discurso patriótico y la apropiación de ese sentimiento para justificar los excesos y los privilegios de muy pocos. Defensa que se hace a través de la violencia. El cacique dispone de un grupo especial de hombres armados que cada vez que es amenazado política o económicamente por otras mafias son asesinados. La enorme riqueza faculta una poder de conseguir que las cosas se hagan a su manera por las buenas o por las malas.

Esta riqueza consigue manejar el Estado y todos los espectros del poder incluído el uso de la fuerza.y esto forma un círculo vicioso, pues ese poder que da la riqueza suministra mas riqueza. Nadie les cobra impuestos, nadie les fiscaliza el dinero, nadie puede disputarle el poder porque los mata, nadie les disputa las formas de producción, puede aplacar los levantamientos sociales y a sus adversarios económicos. Es una riqueza que se reproduce por esa capacidad de controlar todo el espacio social y político.

Y lleva a un nivel de impunidad increíble. Como cuenta la televisión y los medios de comunicación y lo poco que se cuestiona la impunidad con que se mueven los caciques añade un elemento mas a esa telaraña del poder que es la complicidad entre el poder económico, el poder político y el poder mediático. Los medios suavizan el conocimiento de esa impunidad. No denuncia más allá de sugerencias sutiles y no sirve como mecanismo a la sociedad para controlar el poder, sino que el poder se beneficia de los medios para mantener su impunidad, para consolidar sus poderes político y económico y mantener las desigualdades. La complicidad entre el poder político, el económico y el mediático explican la situación establecida.

En América Latina la gente con poder económico y político construye unas zonas para vivir en ellas con su familia, amigos y próximos, que están aisladas de la mayoría de los ciudadanos, y en las que llevan una vida artificial. Se llaman los “conjuntos cerrados”. Cierran sus espacios con estabilidad y paz echando la violencia a los márgenes. Los conflictos no se producen donde está ya asentado un poder sino en los márgenes donde choca con otro.

Loscaciques se autojustifican con un nihilismo en el que vale todo. Es un reflejo de la impunidad (“me vale madre” lo que suceda). Yo vivo un tiempo y solo me importan mis hijos y hago lo que quieroporque no tengo ningún tipo de control. Sus ideologías reflejan también el culto a la muerte mejicano que se vincula con la violencia. Buscan su dignidad histórica y justificar su integración con la riqueza. Buscan el prestigio de la familia frente a la idea de nuevo rico (los Moctezuma “de toda la vida”). Lo hacen para justificar el linaje y así la riqueza (“no somos cualquiera”). No son indios sino españoles y se distancian racialmente del resto de la población. Su poder se basa en unas creencias muy profundas sobre el status quo.

Históricamente, durante la Modernidad, en europa los estados hacen desaparecer a los feudos. En Méjico falla el estado. El Estado es vulnerable y no puede imponer justicia, democracia o seguridad ni menos un reparto de la riqueza. El Estado esta construido y fundamentado por estos poderes regionales o locales que imponen sus condiciones. El estado como tal no existe. Son los jefes feudales los que imponen su poder y aparentan respetar el Estado como simbología. El estado no puede ampliar su poder por falta de recursos. El Estado hace como si tuviera poder y los caciques hacen como si hubiese Estado.

Por su parte, la guerra contra el narcotráfico actúa como “pantalla” para no atacar los problemas reales del país. Se ataca el cultivo, se ataca al minorista, se ataca al pequeño contrabandista pero no se atacan las bases reales de la gran corrupción del Estado, de la esquilmación de su poder. El coste de cambiar esto es tan alto que es casi imposible hacerlo. El Gobierno depende de estos poderes locales además de todos los que podían actuar un cambio. Además EEUU y las Multinacionales impiden por sus intereses el poder de la sociedad civil.

Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.