Buscamos personas que hayan vivido la guerra civil, el franquismo o las luchas obreras de los años 70 y 80.
Si conoces a alguna que quiera dar a conocer su historia, sus vivencias, ponte en contacto con nosotros: cgtbilbao@cgt-lkn.org

BIBLIOTECA: listado de libros en papel que puedes leer gratis.
Si quieres participar en la biblioteca, o donar libros etc, ponte en contacto con nosotros: cgtbilbao@cgt-lkn.org

Entradas recientes

EPIDEMIA

En 2009-2010 se produce la falsa pandemia de la Gripe A, que supuso una mala imagen para la industria farmaceútica, un fallo de comunicación, que quedó como la mala para todo el mundo. La industria tenía conflictos de intereses con la OMS (Organización Mundial de la Salud), y se montó todo para vender el Tamiflú y las vacunas.

Resultado de imagen de EPIDEMIA    Mientras, existe la guerra bioquímica y va a crecer en el futuro. La OMS está muy concienciada con el bioterrorismo. Para combatir los nuevos virus hay que controlar las fronteras y el flujo de personas y controlar la información. Pero a la vez es un gran negocio y es fácil crear miedo y variar leyes de seguridad pues conservan todos los virus que existen. El miedo justifica todas las acciones de políticos con intereses en las farmaceúticas. Es el marketing del miedo.

Las medidas contra una pandemia obligan a adoptar controles que pueden servir para otros fines. En caso de pandemia las autoridades sanitarias toman el control. Pero en los casos sanitarios se necesita tiempo para analizar los datos serenamente. Pero se ha desconfiado mucho en las autoridades sanitarias, en las vacunas, en la industria, en los tratamientos, etc. Además, los antídotos, tienen consecuencias negativas.

En un estado de alarma la industria se exime deresponsabilidad por daños. La OMS nació como institución pública pero ahora la financian organismos privados en parte y quien paga manda. Los expertos en pandemias en un alto porcentaje trabajan en vacunas privadas (hay conflicto de interés). Así se controla política y económicamente la OMS.

Hay un problema sanitario y otro político. Se aboga por un gobierno Mundial Sanitario, pero ahora no es democrático ni público. En las pandemias no hay el consentimiento informado: la autonomía de la voluntad del paciente desaparece bajo la legislación mundial. El gobierno Mundial de la Salud debiera ser independiente y con dinero público.

Se crea una justificación (doctrina del shock), un miedo en la población, para tenerla dominada (perder la salud es un miedo general).

Ciertas personas de la industria, por codicia, han creado nuevas enfermedades, y nuevas opiniones médicas, por puro marketing para vender sus medicamentos.

Hay una cierta reacción social. Hay conflictos con las vacunas pues no se conocen sus ingredientes. Las vacunas no son efectivas al 100%. Hay diferentes políticas sanitarias en diferentes países que son usadas para ganar dinero. Son problemas políticos que se combaten con sistemas independientes de control.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*